Libros “para niños” de grandes autores “para adultos”, Vol.1.

¿Por qué privar a niños de los mejores autores de la literatura universal? Virginia Woolf, Salma Rushdie, Gertrude Stein, Ian Fleming, James Joyce, Mary Shelley, Marguerite Yourcenar, Nikolái Gógol, etc. No sería fantástico leer a los ocho años poemas de Pessoa, a los diez a Chéjov o a los cinco a Aldous Huxley.
Con la intención de entusiasmar en la lectura a los más pequeños, nos hemos propuesto recopilar relatos infantiles que fueron escritos por autores más conocidos por su obra para adultos. Esta búsqueda nos ha descubierto inspiradoras historias…

William Faulkner nos legó El árbol de los deseos, una especie de cuento moral que recuerda a “Alicia en el país de las maravillas”. Se trata de una niña, que en su cumpleaños se embarca en una aventura y descubre la importancia de la elección de sus deseos; recomendado para niños de entre 8-10 años. Hay una historia curiosa detrás de este libro, estuvo inspirado por la pequeña Victoria “Cho-Cho”, hija de su amada, fue encuadernado en papel de color por el propio Faulkner y lo acompañó una preciosa dedicatoria. Pero años después hizo una copia para la hija de un amigo que padecía cáncer y luego otras dos copias para otros niños; todas las dedicó con especial cuidado y haciéndoles creer que los había hecho exclusivamente para ellos. A parte de la cuestión ética, al publicarlo se presentó en su día un dilema práctico que tardó décadas en aclararse. Finalmente Random House consiguió publicarlo y lo hizo en una preciosa edición limitada de solo 500 ejemplares, con impresionantes ediciones en blanco y negro del artista Don Bolognese. Esta primera edición se ha convertido en un valioso objeto de coleccionismo.

Margaret Wise Brown se obsesionó por convencer a famosos autores de adultos para que escribieran para niños, en 1938 envió cartas a Hemingway, John Steinbeck, y Gertrude Stein, de los primeros no recibió respuestas, pero Stein la sorprendió al decirle que ella ya tenía un manuscrito casi terminado, se trata de El mundo es redondo. “Érase una vez en que el mundo era redondo y podías ir por él dando vueltas y vueltas…” así comienza este relato que va construyendo una inspiradora mezcla de poesía y prosa. La autora exigió que las letras fueran azules y las páginas rosas. Se editaron unos primeros 350 ejemplares autografiados por Stein y el brillante ilustrador Clement Hurd. En España, fue publicado por Alfaguara en 1984, pero en la actualidad se encuentra descatalogado.

En 1967, tres años después de la muerte de Aldous Huxley, Random House publicó un volumen póstumo. Se trató de su única obra escrita para niños: Los Cuervos del jardín. Dedicado a su sobrina Olivia –Navidad, 1944- el manuscrito original desapareció en un incendio. Todo hacía suponer que el cuento se había perdido para siempre, hasta que Olivia obtuvo una copia que se hallaba en poder de una familia vecina. Recomendamos esta fabula a niños prelectores o primeros lectores, la narración es impecable, no podría ser menos tratándose de Huxley, cargada de buena dosis de humor. Pero no es de esos libros de leer antes de dormir, su final tienes muchos significados, una interpretación literal sería que se incentiva la venganza, así que alentamos al lector a tomar un papel activo en pos de la construcción de los significados. Ha de hacerse una lectura creativa.

El padre de James Bond, Ian Fleming, nos legó una divertidísima obra infantil que dedicaría a su hijo Caspar: Chitty Chitty Bang Bang. Cuenta la historia de la familia de Potts, cuyo excéntrico padre Caractacus Potts, consigue reparar un viejo coche de carreras para que volara y flotara sobre el agua. De esta forma emprende un viaje junto a sus hijos, su padre y su bella enamorada. Se enfrentan al Barón Bomburst y a otros villanos, en un mundo mágico, lleno de piratas y castillos. Un precioso libro de aventuras sin fin. La inspiración de Fleming venía de una serie de motores de aviación construido por el piloto de carreras e ingeniero Louis Zborowski en la década de 1920, cuyo primer motor de seis cilindros fue llamado Chitty Bang Bang. La adaptación al cine de esta obra ha sido aclamada como un auténtico clásico del cine musical.

El árbol de los deseos. William Faulkner.
El mundo es redondo. Gertrude Stein.
Los cuervos del jardín. Aldous Huxley.
Chitty Chitty Bang Bang, Ian Fleming.

 

Hemos explorado en libros pocos conocidos o curiosos, pero encontrarás además otros títulos en nuestra sección de la web pinchando aquí.
Los invitamos a sugerirnos nuevas incorporaciones o a contarnos nuevas historias que se esconden tras de sus ediciones.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>