Día de las Letras Canarias 2013. José de Viera y Clavijo.

Se instaura el día de las letras canarias el 21 de febrero, coincidiendo con la muerte de José de Viera y Clavijo en 1813. Esta iniciativa se lleva a cabo por parte de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Gobierno de Canarias, cuyo objetivo es reconocer la labor de los autores canarios dedicados a cualquier faceta de la cultura.

Se ha dedicado a Benito Pérez Galdós, Mercedes Pinto, María Rosa Alonso, Tomás Morales, Pedro García Cabrera y este año, por segunda vez, al mismo Viera y Clavijo coincidiendo además con el bicentenario de su muerte.

Nacido en el Realejo Alto, su afición a la literatura fue temprana y componía versos desde niño. A los 14 años escribe su primera obra importante, su única novela “Vida del noticioso Jorge Sargo” dentro del género de la picaresca, retratando de forma singular la vida y los entornos de Tenerife, e incluyendo propias.

 En 1763 comienza a escribir su Historia de Canarias. Se trasladó a Madrid en 1770 para publicar la primera parte de esta obra, que publica en 1772 y un año después la segunda.

 Compuso, poemas didácticos típicamente ilustrados sobre ciencias experimentales: Al globo aerostático, Las cuatro partes del día, Las bodas de las plantas, sobre botánica, y el más ambicioso de todos, Los aires fijos, en seis cantos, los dos últimos añadidos algún tiempo después, sobre meteorología.

Noticias del cielo o Astronomía para niños es de evidente intención didáctica y Los Vasconautas es un poema bastante original por reavivar la antigua épica culta compuesta en octavas, que no se publicó hasta 1983, 200 años después de ser escrita (en 1766). En cuanto a su intento de cultivar el teatro con una tragedia neoclásica, La vida de Santa Genoveva, no le debió satisfacer ya que no siguió por ese camino.

Desde el punto de vista biológico utilizó sus conocimientos de química e historia natural, aplicados al estudio de las particularidades zoológicas, botánicas y mineralógicas de las islas. Fruto de aquéllos escribió el Diccionario de Historia Natural o Índice Alfabético Descriptivo de sus tres reinos Animal, Vegetal y Mineral (1799-1810), el Catálogo de plantas indígenas de Canarias (1808) e incluso, un poema titulado La boda de las Plantas (1804) en el que se pueden leer versos como los siguientes:

 “No lo dudéis, la Flor es una boda;
el cáliz es el tálamo y el lecho;
los pétalos, lucidos y de moda,
son las cortinas, que al capullo han hecho,
y el gran misterio encubren; aula toda
se perfuma de olores hasta el techo;
y el néctar, que la abeja allí codicia,
es el pan de la boda y la delicia”

 

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>