Un monstruo peludo y muy real

Una mañana unos campesinos tocaron a la puerta. Me pidieron ayuda porque cada noche un monstruo peludo les roba la cosecha. Decidí ocuparme de este caso.

Lo primero que hice fue ir hasta sus granjas para ver qué habían robado. Allí descubro que no solo se habían llevado la cosecha, también habían hecho muchos destrozos. Entonces me pregunté ¿si solo quería las cosechas, por qué lo había destrozado todo tanto?

Así que solo nos queda pensar que tenía otras intenciones. Sospechaba que alguien estaba dirigiendo el monstruo, si quería destruirlo todo quizás era para hacer más daño a los demás vecinos.

Mi siguiente paso fue vigilar todas las casas para asegurarme de que no sucede nada sospechoso. Deduje que para poder dirigir el monstruo necesitaría tener las ventanas abiertas. Era una noche de tormenta y a pesar de todo el temporal una de las ventanas estaba abierta.

Reuní a todos los vecinos en el granero, nos miramos cara a cara. Cuando llegó el monstruo quité la cobertura de toda la zona. El monstruo calló al suelo y su dueño acudió a ayudarlo. Así la policía pudo atraparlo.

FIN.

Autor: Mario, 8 años

A las nueve de la noche

Cada noche a las nueve se apagan las luces, esto lleva pasando hace ya dos años. Lo más preocupante es que además desaparecen vecinos durante esos apagones.

Llevo mucho tiempo intentando resolver ese misterio, tanto he tardado que ya solo quedan unos pocos vecinos. Así que he decidido salir a la calle a esa hora.

***

Caminé toda la noche y no sucedió nada. A la noche siguiente lo he vuelto a intentar pero tampoco ha pasado nada. Sin embargo sigue desapareciendo gente. No se que pasa, así que esta noche voy a seguir a otros vecinos, de esta forma quizás sepa lo que sucede.

***

Anoche caminé por una calle muy estrecha, al final llegue a un gran foso lleno de cadáveres. Me quedé por la zona hasta que vi llegar a unos vecinos. De repente una pareja de vecinos se quitaron las máscaras que llevaban y dejaron al descubierto su horrorosa cara. Solo tenía un ojo, no tenían dientes, tenían media nariz y una oreja y media. Al instante los otros vecinos que le acompañaban sufrieron un infarto. La pareja de monstruos lo arrastraron y los dejaron caer el pozo.

Yo no supe que hacer, habían muerto de muerte natural, no era un asesinato.

***

He llamado a un juez, él si decidió apresar a los vecinos horrorosos que llevaban máscaras, porque actuaban con intención de matar. Sin embargo cuando los acorralamos se han caído al suelo como muertos. Luego en la autopsia hemos descubierto que no eran humanos, eran robots.

Sigo investigando, busco quien los controlaba.

Continuará…

Autor: Jorge, 11 años

El Caballeromaconas

Una atractiva joven me pidió ayuda, necesitaba descifrar un misterio relacionado con un viejo armario, resulta que todo el que entraba ahí desaparecía.

Así que la acompañé a la casa donde estaba el armario, era una casa abandonada y no había nadie. Como buen detective entré en el armario para descubrir el misterio.

Era un armario mágico, una vez que entrabas no podías salir. Había miles de personas allí dentro. Todos los que habían entrado vivían ahí. Era una cueva asquerosa, horrible, repugnante, ya vosotros sabéis.

Unos meses después me dí cuenta que viviría allí para siempre, así que decidí investigar hasta el final de la cueva. Encontré un extraño animal grande, era un: ¡Caballeromaconas!

No sabía que criatura era esa, pero seguro era la razón de todo lo que estaba pasando. Me enfrenté a él y en cuanto lo derribe aparecimos debajo de una cama.

Vino la policía y lo encerró en una jaula gigante, de esa forma solucioné el misterio del armario abandonado.

FIN.

Autor: Frank Llak, 8 años.

 

Un valioso cuadro desaparecido

Había una vez un cuadro tan valioso que su dueño y pintor decidió guardarlo en una caja fuerte. Además la protegieron con una clave, pero no era una clave cualquiera, era una clave en forma de nota musical, una nota que solo sabía el dueño.

Sin embargo un día desapareció. La policía lo buscó por todos lados, pero su única pista era un chico ciego que encontraron cerca del lugar del robo. Mientras los detectives investigaban la posibilidad de que un chico ciego hubiese robado el cuadro, recibieron una llamada. El cuadro había aparecido en la calle roto.

Todo era muy extraño.

Yo siguí indagando hasta descubrir que todo el misterio se originó en un concurso de pintura, donde el dueño había ganado. Entonces empecé a sospechar del pintor que quedó en segundo puesto, porque todos sabían que había quedado muy resentido. Lo interrogué y descubrí que todo había sigo un elaborado plan para destruir el cuadro. Primero grabó con el móvil al dueño mientras abría la caja fuerte, luego uso esas notas grabadas para abrir la caja fuerte, finalmente tiró el cuadro a la calle. Pero necesitaba culpar a alguien, así que secuestró al chico ciego y lo soltó por la zona.

Aclarado el misterio fuí a buscar al testigo, el chico ciego, pero extrañamente había desaparecido.

FIN

Autor: Suárez en el misterio, 10 años.

La muerte no muy segura

Una mañana me llamó la policía y me contó que la señora Amanda Guarrol se había muerto por un infarto. Lo curioso es que sus tres perros también habían muerto, pero no por causas naturales.

Yo Willy la detective, resolví así el misterio.

Primero fui a casa de Amanda, una muy buena amiga mía. Estuve dos días investigando y al final estas eran las pistas importantes:

1. Su médico era su primo. Se llamaba Carly, en su infancia su prima Amanda siempre se burlaba de su nombre.

2. Cómo era su médico sabía que su prima le quedaba poca vida.

Además sabiendo lo que a su prima le encantaban sus perros: Flora, Fauna y Marina, decidió matarlos para darle un disgusto. Lo que no se esperaba es que al verlos ella se murió.

FIN

Autor: Willy, 9 años.

El caballo ganador

Hola, soy la detective CSA, fui a investigar el misterio del caballo ganador. Era un caballo que hace un año ha ganado todas las carreras, pero lo más raro es que antes siempre quedaba en último lugar.

Lo primero que hice fue ver el aspecto físico de los demás caballos:

1º caballo: patas bien, cabeza bien…

2º caballo:___________________

3º caballo: __________________

Y todos los demás estaban bien.

Pero en ese momento se me ocurrió algo:

Y si los llevamos al veterinario. Ahí descubrí el misterio, todos los caballos estaban envenenados con una sustancia que te hacía que fueras más lento.

O sea, que no era que el caballo ganara, sino que los demás perdían.

FIN

Autor: CSA, 11 años

Misterio del circo fantasmagórico

Un joven me pidió ayuda para encontrar al circo fantasma. Él siempre había soñado con unirse a ese circo. El problema es que el circo que aparecía una noche, actúan y luego desaparecía.

Mi primera pista fue seguir al presentador. Cuando actuaron estuve a su lado todo el tiempo. Al finalizar lo seguí y entré en una sala, era el despacho del director.

Allí estaba el mago, sacó una llave y se adentró en un túnel subterráneo. Lo seguí hasta que llegó a una caseta mágica. Allí siempre cuando acababa la actuación se reunían todos y celebraban una fiesta con: piñata, tarta, regalos…Al final el mago hizo un hechizo que les permitía aparecer y desaparecer.

Así comprendí que de esta manera conseguían aparecer y desaparecer. Le conté todo al joven y nos volvimos a colar en el circo. Improvisó una actuación y como era un buen malabarista, el director del circo lo contrató.

FIN.

Autor: Patrick Cresspop, 8 años

 

Los gallos dejan de cantar

Soy Marinusis Detective, me han pedido los vecinos que les ayude a descubrir un misterio: es que los gallos han dejado de cantar a su hora habitual, ya no cantan a las 6 de la mañana.

Cada uno canta a la hora que le da la gana. He estado pensando y ya sé la solución del caso. Es que todos los vecinos odian al mago Hucreck el grande. Hucreck, para vengarse, a hecho un hechizo que los gallos cantaran a cualquier hora.

He ido al castillo de Hubrick y le he cogido su libro de magia y su varita. Estuve dos horas buscando el hechizo, porque el libro tenía 4000 páginas. Al final lo encontré, estaba en la página 3203.

Pero en ese momento el mago me pilló y me metió en una mazmorra. Él no lo sabía, pero yo tenía la varita y el libro, así que hechice los barrotes, los convertí en espaguetis, me lo comí y salí corriendo.

Ahora todo el mundo está contento y el alcalde me ha nombrado el detective del pueblo.

FIN.

Autor: Marinusis Detective, 11 años

 

Chica rara

Un día cualquiera, eran las 5:00 de una tarde muy tranquila, hasta que suena el timbre. Era mi nueva vecina, una chica rica, guapa y amable. Pero a mi me parece un poco rara, me tuve que hacer su amiga si quería descubrir lo que le pasaba.

Así que la invité a un helado y pasamos la tarde juntas. Al día siguiente me encontré una carta frente a su casa. En vez de dársela la leí. Para empezar decía llamarse Lucía, pero la carta comenzaba diciendo:

“Hola Juana: Espero que te vaya muy bien el plan porque hay que acabar ya con Garwoods, te espero en la fuente mañana por la mañana.”

Al día siguiente fui a la fuente y me vi a su cómplice. Llamé a la policía y se los expliqué todo. Ya en la cárcel confesaron que querían acabar primero conmigo y después con el mundo.

FIN

Autor: Garwoods, 11 años.